viernes, 10 de junio de 2016

4ª Jornada de Aguiluchos. Ya llegó ...

     Llegó al calor, catalizador de la vida y todo se acelera, mamíferos, aves, peces, plantas, flores, insectos. Todos se dan prisa en culminar la transferencia de sus genes a la próxima generación. Los cereales apuran sus últimos días antes de ser abrasados por el riguroso sol veraniego, los insectos que las polinizan proliferan por miles aprovechados por los pequeños pájaros que ya se echaron en sus ponederos arbóreos o terrestres para empollar sus preciados óvalos.

Zona de cría de aguiluchos. Cereal y gramíneas en su máximo apogeo. Foto Miguel MG.

 
 
    Muchos de los alados más grandes ya presumen de retoños emplumados, incluso volantones, pero los aguiluchos cenizos, que llegan los últimos, y en esta primavera lluviosa tuvieron que esperar alguna semana más para poner en el suelo, aún están en mitad del proceso, ya asentados, anidados y disfrutando de la variedad de presas en la época de máxima abundancia, pero a mitad de camino hacia el éxito reproductor.


      Hasta que llega EL HOMBRE, “ser superior y racional” que se encarga de modificar y destruir casi todo lo que toca, pues nos sobra mucho de lo que tenemos, menospreciándolo, sin reconocer el instinto de supervivencia como los demás seres vivos, que cada día libran una nueva batalla, sin saber si sobrevivirán, motivo por el cual, extreman al máximo todas son acciones; en ello va su vida.


Forraje recién segado, a la derecha campo de cebada ya espigada. Foto Miguel MG.


     Con la maquinaria que ya arrancó, la campaña de cosecha ha empezado, primero en verde, los forrajes de avena, Vallico (Lolium rigidum) y veza común (Vicia sativa L.), adelantando en un mes el ciclo natural de maduración del cereal y llevándose miles de vidas por delante, sobre todo de éstas rapaces que corren gran riesgo de perecer antes siquiera de echar a volar, aplastados y degollados por las máquinas que el hombre ha ingeniado, pues cambian los ritmos de la naturaleza, los tiempos de lo natural, arrasando con todo. Lo que la abundancia de la primavera ha traído, queda atrapado y empaquetado en formas cúbicas que pronto llenarán la llanura cerealista.

     Pero nosotros no cejamos en el empeño de buscar los pocos territorios que este año estamos encontrando. Esta semana se han prospectado las zonas que se intuían ocupadas por aguiluchos, y el éxito ha llegado, en forma de nido de aguilucho pálido, en el que estaban eclosionando aún sus 2 huevos, pues los otros 3 ya dejaron atrás el cascarón con éxito, un total de 5 nuevas vidas por las que vamos a luchar con todos los medios.



Hembra de aguilucho pálido. Foto Miguel MG.


     El protocolo de acción para proteger esta puesta ya está en marcha, igual que las máquinas de la siega, pero os aseguramos que nuestra actitud ante el problema que sufren estas especies, es mucho más fuerte que todas los contratiempos que se nos presenten, y vamos a poner nuestro empeño en salvar a todos y cada uno de los huevos o pollos que se vean amenazados por la acción mecánica humana.

     Cada día que pasa seguimos vigilando los campos en busca de nuevos territorios y lo hacemos individualmente cada tarde, en la medida que cada voluntario puede hasta agotar el último rayo de sol de éstas largas tardes primaverales, para después el fin de semana y en equipo localizar con exactitud cada uno de los nidos de esas zonas.


Ocaso típico de estas fechas, buscando la última ceba de los aguiluchos que nunca falla. Foto Miguel MG.


     Resumiendo los trabajos, este fin de semana la campaña se diversificó, pues hubo grupos en tres labores bien diferenciadas, la búsqueda de nidos, el anillamiento y marcaje de los primeros pollos del año y la captura de adultos para su marcaje y estudio antes de su posterior suelta.

     Para capturar adultos contamos con la inestimable participación de los compañeros de BRINZAL Raúl Alonso, Raquel Sánchez y Berta González, que tuvieron la amabilidad de acompañarnos en una jornada de campo, sol y calor en la estepa cerealista salmantina, donde nos deleitaron con su clase magistral de captura y marcaje.


Raúl Alonso en plena faena de extraer un macho de aguilucho cenizo. Foto Miguel Blanco.

     Continuaremos al pie del cañón y la campaña se intensificará en horas días y personal, pues llegamos a la cumbre del periodo reproductor, por lo que debemos extremar nuestra acción.

     Gracias por vuestros ánimos y por la colaboración que vamos recibiendo, aprovechamos para recordaos que ya está activado y en marcha el micromecenazgo o crowdfunding en éste enlace:

https://www.verkami.com/projects/14625-campana-aguilucho#

     Esperamos que deis difusión para que más personas sean tan sensibles a este problema de los aguiluchos como vosotros, MUCHAS GRACIAS.


Primer plano de macho de cenizo. Foto Miguel Blanco.



Miguel MG.

1 comentario:

  1. This blog provides useful information about new techniques and concepts.very impressive lines are given which is very attractive.
    linux training in chennai

    ResponderEliminar